Educación integral de la persona

Consideramos la escuela como lugar privilegiado para la educación integral de la persona en todas sus dimensiones, conforme a la visión humana y cristiana de la vida.

Dimensión educativa - cultural

La educación integral exige el desarrollo armónico de las diferentes capacidades de la persona. En el proceso hacia la madurez humana la dimensión educativo-cultural presta atención a distintos aspectos.

Dimensión vocacional

Nuestro  proyecto  de  educación  y  evangelización  tiene  como  centro  a  la  persona. Con él favorecemos su plena realización, que ha de concretarse en el descubrimiento de la propia opción vocacional. Esta es la meta de todo el proceso de maduración humana y cristiana.

Dimensión evangelizadora y asociativa

La   experiencia   asociativa   es   una   de   las   intuiciones   pedagógicas   más   importantes  y  una  dimensión  fundamental  de  la  educación  y  evangelización  salesiana. Nuestro proyecto está radicalmente abierto y positivamente orientado a la plena madurez de los jóvenes en Cristo.